Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Martes 22 de Enero de 2019   










La prensa manchada con sangre
31/5/2012 - Derechos humanos

Es estremecedor el testimonio de Lidia Papaleo de Graiver ante la justicia. Por primera vez se conoce a través de un tribunal de la justicia argentina, la historia de la apropiación de la empresa Papel Prensa por parte de tres diarios: Clarín, La Nación y La Razón, en complicidad con la última dictadura militar.

Es de no creer el ensañamiento contra las personas que puede provocar la codicia. La viuda de Graiver, poseedora de la mayor parte de las acciones fue obligada a venderlas a precio vil mediante amenazas de muerte. Ella contó ante los jueces cómo el mandamás del Grupo Clarín, Héctor Magnetto, la amenazó de muerte a ella y a su hija de dos años, en 1976, si no le vendía las acciones. Y el miedo que le provocó y le provoca aún recordar esa mirada fría y amenazante de quien es hoy uno de los mayores poderes de la Argentina.

Después vino el secuestro de toda la familia Graiver y los ex directivos de Papel Prensa, y para Lidia las violaciones, las torturas, el tumor cerebral provocado por los golpes en la cabeza, las acusaciones de “impura” por haberse casado con un judío (pensar que todavía hay católicos que guardan tanto odio en su corazón), el robo de las acciones de Graiver en el diario La Opinión. Luego los años de cárcel y las amenazas constantes para que no hablara, que la siguen hasta hoy, cuando ‘altos personajes”, contó, le siguen diciendo: “hacé tu vida, no denuncies más”.

Es triste, es inaudito, pero lo peor es el silencio.

El silencio de los grandes medios que ocultan estas y otras informaciones. Porque se trata de grandes empresas periodísticas que luchan por defender sus privilegios, por acrecentar sus ganancias. Pero hay que aclarar, estos no tienen nada que ver con el periodismo ni con los periodistas. Sus periodistas son empleados a sueldo que tienen prohibido preguntar por Papel Prensa, por la verdadera identidad de los hijos irregularmente adoptados de Noble, por los despidos en Perfil, o las negativas de Clarín y Canal 13 de reincorporar a los despedidos de los últimos años, a no hablar de las agresiones a los periodistas de canal 7. A estos empleados periodistas los obligan a gritar en los noticieros, a atacar al gobierno y a los jueces que están descubriendo sus delitos.

¿Acaso son culpables de mentir para conservar sus trabajos? La mayoría no, hasta tienen miedo de no poder trabajar nunca más, de perder muchos privilegios a los que ya se acostumbraron. Los verdaderos culpables son los empresarios de prensa, que ni siquiera son periodistas, que obligan a ocultar, mentir y desinformar a la población para defender sus intereses particulares.

Por suerte, todavía quedan algunos, mucho más independientes, comprometidos con la verdad y con la información veraz, no parcializada. El lector sabrá reconocerlos en la medida en que haga un esfuerzo por pensar un poco antes de aceptar ciertas frases hechas o supuestas verdades. Y la justicia está haciendo mucho en ese camino. El semanario Prensa Libre estaría orgulloso de que sus lectores lo incluyeran en este último grupo.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=4571
   
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López