Buscar:
Google
Agregar a Favoritos
Lunes 25 de Marzo de 2019   










¿En qué calle vivís? ¿Cuál es tu dictador preferido?
28/7/2011 San Isidro - Derechos humanos

 
Un grupo de vecinos de San Isidro y Vicente López presentaron una carta a la intendencia de San Isidro para que revea el nombre de la calle, Pedro Eugenio Aramburu, una arteria que corre paralela a Paraná y que lleva el nombre de unode los dictadores (el segundo; el primero fue Eduardo Lonardi) que reemplazó al presidente, Juan Domingo Perón, en la década del ´50, tras su derrocamiento por un golpe de estado cívico-militar autodenominado Revolución Libertadora, que bombardeo la Plaza de Mayo con civiles transitándola y fusiló a otros, solo bajo la sospecha de ser opositores al régimen.  

Son los Deliberativos de las municipalidades los encargados de nombrar las calles que surcan los distritos. Pero no es un dato menor que, por años, estas instituciones no funcionaron debido a los golpes cívico-militares que asolaron el país varias veces, por loque esa responsabilidad recayó en vaya saberse en quien, durante las dictaduras. .

De allí que entre nombres que remiten a fechas patrias, batallas heroicas, países amigos, próceres, ciudadanos ilustres del mundo, del país y hasta de vecinos reconocidos, salte alguno con el que, por ejemplo, no bautizaríamos a la mascota de nuestros afectos, si se permite el ejemplo, para ser explícito.

En esta línea varios vecinos de San Isidro, Vicente López y algunos de la vecina ciudad autónoma, que realizan actividades por estas zonas, le pidieron a la intendencia de San Isidro que reveael nombre, Pedro Eugenio Aramburu, de una arteria que corre paralela a Paraná, y muy cercana a esta, en el distrito.

Sobre el personaje de marras se puede consultar en libros de historia, cualquier publicación temática que se conozca o, sin ir más lejos, en Wikipedia. Todos coinciden con que fue uno de los dictadores que reemplazó al presidente constitucional, Juan Domingo Perón, tras el golpe cívico-militar que lo derrocó en 1955.

La nota de los vecinos fue presentada el viernes 22 en la Mesa General de Entradas de la Municipalidad de San Isidro, el expediente abierto lleva el Nª 8570/2011, y los vecinos también piensan llevarla al Deliberativo, con más firmas, que actualmente siguen recolectando, según le relataron a Prensa Libre.

El tenor completo de la misiva salió publicado en la sección Cartas de Lectores, de Prensa Libre Nº 1088, del viernes 8 del actual, firmada por las vecinas Lelia Fochile, Cristina Nasute y otros cuantos más, y se puede leer en la versión digital, en el link permanente www.sprensalibre.com.ar/index.php?id=3809.

Lelia, vecina de Carapachay, profesora de Yoga “en época de retirarse”, explicó que la motivación del grupo de firmantes no va más allá de que las calles lleven nombres de personas dignas de ser recordadas. La mayoría de los firmantes, señaló, se conocieron en el taller de cine-debate de una entidad barrial del vecindario.  

En charla con Prensa Libre, Lelia relató que se enteró de la existencia de la calle tras un paseo en bicicleta por la vecindad. “No queremos arrogarnos el derecho a ponerle o sacarle el nombre a una calle, pero qué ejemplo le estamos dando a los jóvenes con el nombre de ese personaje” se preguntó.

Alfredo Guastavino, marido de Leila, y según ella “el verdadero impulsor”, en la pareja, de la propuesta de pedir el cambio a las autoridades, remarcó que los nombres de calles deben remitir a ejemplos a imitarse. “Ponerle el nombre de un educador es positivo, pero de un dictador, es incomprensible, qué se recuerda” se preguntó.

En una nota publicada tiempo atrás por Prensa Libre, el historiador sanisidrense, Bernardo Lozier Almazán, reconoció que el nombre de calles «Es un tema político», aunque concedió que también hay una cuestión de practicidad, pues nuevos nombres implican correspondencias y relaciones que tal vez se pierden.

Un concejal sanfernandino, Fernando Coronel, en aquellanota también sostuvo que «los nombres de las calles muestran un momento político determinado» y descontó que la nomenclatura de una calle «debe tener significación política y social». Para ambos, en definitiva, no se trata solo del nombre sino de sus implicancias.

Ejemplos de cambios en la nomenclatura no sobran pero existen, sin ir más lejos, recientemente, en Gral. San Martín, cambió de nombre la calle Ramón Falcón (un policía autor e instigador de asesinatos y represalias contra obreros) por el de Agustín Rogelio Vidal, un recordado docente de una escuela local.


Link Permanente:  http://www.prensalibre.com.ar/index.php?id=3838
 
Comentario de MIRTA DI IORIO, 03 agosto, 2011
estoy de acuerdo con cambiar los nombres ,soy de v.lopez
 
  
 
Agregar Comentario:
Nombre:
Email: (opcional)
Comentario:
Cdigo de Seguridad:
Cdigo de Seguridad
 
3° Edad | Acción Social | Ambiente | Arte  | Asociaciones | Barriales | Breves  | Cultura | Delta  | Deportes | Derechos humanos  | Discapacitados 
ediciones anteriores  | Educación | Empresas | Encuestas | Entrevistas  | Festejos  | Historia  | Homenajes  | Industria  | La costa | La Semana | Mujeres | Municipales | Música | Notas Breves  | Obras Públicas | Pcia. de Bs. As.  | Política | Pymes | Salud | Seguridad | Sociedad | Solidarios | Transito | Verano  
Gral. San Martín | Nacional | Provincial | Región Metropolitana Norte | San Fernando | San Isidro | Tigre | Vicente López